"The Wall" de Pink Floyd Cumple 30 años

Se utilizó CINEMA 4D para crear un diseño contemporáneo.

En sus comienzos, "The Wall" de Pink Floyd fue uno de los conciertos más espectaculares que jamás se haya presentado. Para revivirlo en su 30 aniversario el listón estaba muy alto! Pero con CINEMA 4D, Roger Waters tenía un as escondido con el que poder controlar incluso el desafío más grande...

Han pasado ya 30 años desde que Pink Floyd hizo historia en la música pop con el álbum y la gira de conciertos de "The Wall". 30 movidos años durante los que se realizó la película "The Wall", los Pink Floyd se reagruparon varias veces y se hicieron varios "conciertos de aniversario", lo que le convirtieron a "The Wall" en un clásico de una vez por todas.

Fue un verdadero desafío cuando Roger Waters le pidió a Sean Evans, de Deadskinboy Design, crear y organizar los gráficos para el nuevo escenario del concierto del 30 aniversario de "The Wall". El primer concierto se celebraría en Nueva York, donde Walter tocaría todo el concierto de nuevo. Evans ya había participado en el proyecto en 2009 y había trabajado en el diseño básico de los carteles del concierto de Waters. Evans trabajó en varios proyectos musicales durante 15 años, había creado portadas y carteles para numerosas bandas conocidas y tenía experiencia con casi todas las técnicas utilizadas para crear dichas piezas.

Sin embargo, el reto que se le presentaba ahora no podía ser comparado con cualquiera de los anteriores proyectos: Esta vez tuvo que crear el contenido para una pantalla de escenario de 80 metros de ancho. Esto es igual a cinco imágenes en resolución HD. Además, una pantalla circular, frente a la cual Roger Waters actuaba, tenía que combinarse con la longitud de la pantalla, lo que resultaba en la creación de una pantalla increíblemente grande. Al final, las imágenes tenían una resolución final de 8560 x 1620 - y encima animadas!

Teniendo en cuenta esta dificultad técnica en combinación con su concepto visual, Evens decidió echar un vistazo más de cerca a CINEMA 4D para ver si sus necesidades podrían ser satisfechas. A Evans sólo le tomó un par de horas para darse cuenta de que sus visiones se podrían realizar con CINEMA 4D.

La escala de producción creció y se hizo más compleja. Evans trasladó su base de operaciones a Breathe Editing Studios, donde era co-propietario junto a Andy Jennison. Una estación de trabajo gráfica también fue adquirida, que se utilizó para hacer la composición en After Effects. El renderizado de las imágenes inmensamente grandes resultó ser un verdadero reto: varias granjas de renders se negaron a realizar el trabajo por lo que Brethe Studios tuvo que conseguir su propia granja de render con 17 estaciones de trabajo.

Finalmente, después de todos los problemas técnicos resueltos, Evans fue capaz de concentrarse totalmente en la creación de contenidos, que tenía que dar la sensación del show original pero representar un aspecto completamente renovado. Evans volvió a encontrar su solución en CINEMA 4D.

“Para recrear la secuencia con los martillos marchando y adaptarlo a las exigencias del nuevo escenario, sólo importé la secuencia de la película a CINEMA 4D. Los martillos fueron modelados después, animándolos y renderizándolos con Sketch & Toon de CINEMA 4D. En general, hemos tratado de coincidir con el aspecto clásico en la medida de lo posible. Para "Goodbye Blue Skye" al principio se intentó crear una nueva imagen, pero terminamos regresando al concepto original. Entonces se cogió el cielo de la animación original y se utilizó como una textura en un objeto 3D.”

"Waiting For The Worms" es otra de las piezas para las que Evans ha creado un paisaje espectacular con CINEMA 4D: diseñó un paisaje tipo puente que se asemejaba a la arquitectura Alemana del Tercer Reich y con enormes gusanos rojos que se deslizaban a través de las vigas y otras aberturas. Evans utilizó el plugin de "Add the Sea" para hacer que los gusanos, simples Splines extruidas, se deslizaran y doblaran.

La pieza más espectacular de "The Wall" es "Comfortably Numb", en el que el aislamiento que resulta de la presencia ubicua de la pared es más notable. Durante el show en el pico de la canción, Roger Waters choca contra la pared, lo que la hace derrumbarse en pedazos para revelar un maravilloso país colorido detrás de él. Para ello, Evans utilizó el plugin de Xplode y utilizando las MoDynamics de CINEMA 4D ocasionó que los escombros se distanciasen de tal manera que daban la impresión de gran masa, vehemente y voluminosa cuando la pared se rompe.

Los efectos visuales que Evans creó para la gira del 30 aniversario de "The Wall", no sólo cautivó a Roger Waters, sino también ha encantado a cientos de miles de emocionados asistentes al concierto - con muchos más por venir...

Sean Evans
www.deadskinboy.com

Breathe Editing
www.breatheediting.com